Cómo atraer a un hombre casado


Cómo atraer a un hombre casado es un tema que al principio puede parecerte complejo, pero que a medida que aprendes qué es lo que los atrae termina siendo más fácil de entender y de aplicar. Con los consejos, técnicas de seducción y demás que te daré aquí, estoy segura de que podrás aprender y, sobre todo, lograr que él se sienta muy atraído por ti.

Cómo atraer a un hombre casado

consejos para atraer a un hombre casado

Qué le gusta o le gustaría a hombre casado

Como bien has de saber, cada hombre tiene gustos muy particulares, pese a que muchos de los gustos masculinos son bastante generales. No obstante, también la situación de un hombre puede determinar muchos de sus gustos.

Por ejemplo, un hombre casado podría tener fantasías reprimidas debido a la limitación que conlleva su matrimonio y la insatisfacción que ha de tener con su pareja, mientras que un hombre soltero o divorciado podría dar rienda suelta a sus más profundas y eróticas fantasías.

A lo que quiero llegar con esto es a que un hombre casado podría sentirse atraído por ti si le ofreces aquello que no tiene en su matrimonio. Pero ten en cuenta que un hombre casado estará más predispuesto a la infidelidad dependiendo principalmente de la situación de su matrimonio y de si tiene hijos o no.

Es decir, el hecho de que quiera algo contigo no significa que termine haciéndolo. Tu trabajo, entonces, para, más que atraerlo, estar con él, será convencerlo de que se merece estar contigo a pesar de su matrimonio.

Qué más debes saber de un hombre casado para atraerlo

Una vez que consideres todas las cosas anteriores de que te he hablado, será momento de empezar a buscar la forma de seducirlo, y para ello también viene a ser importante que sepas más sobre un hombre casado.

Si tú nunca has estado casada, debes saber que un hombre casado tiene más experiencia y, por ende, sabe más cosas. Pero esto puede jugar a tu favor si, por ejemplo, te muestras como una inexperta, pero que quiere realmente una aventura con él. Al ver esto, su experiencia le hará sentir la necesidad de tomar parte de la situación y querer llevar las cosas.

Un hombre casado también, por lo general, sabe decidir rápidamente entre lo que quiere y lo que no. Por ello, cuando tú quieras insinuarle algo, él sabrá darte una respuesta rápida sin rodeos. Pero eso no quiere decir que no podrás lograr nada después de una respuesta negativa.

En este caso, debes saber si él no se atreve a nada porque no está seguro de si alguien lo sabrá y ello podría traerle malas repercusiones o porque realmente respeta su matrimonio.

Si ocurre lo primero, debes mostrarle que eres una mujer discreta que sabrá cómo llevar la situación para no ser descubiertos. Si, en su lugar, él valora mucho su matrimonio, tienes que plantearle que de cualquier forma quieres una cercana amistad a él, porque de esta forma no terminarán toda comunicación y aún tendrán oportunidad de atraerlo más adelante, si para ti vale la pena.

También debes saber que muchos de los hombres casados suelen quejarse de sus matrimonios. Puede que él te cuente lo mucho que desearía no estar casado o cuánto disfrutaría de no tener que rendir cuentas a su esposa. Y de ello también puedes sacar provecho, escuchándole y mostrándote una persona capaz de entenderlo. No le reproches nada, y así sentirá que puede abrirse a ti, lo que más adelante llevará a tener más intimidad.

Seducir a un hombre casado

Pese a que un hombre casado sabe lo que quiere y es directo al decirlo, la seducción no se queda fuera en esta conquista. Tienes que saber seducirlo y despertar en él un gran interés que lo lleve a estar contigo, a disfrutar tiempo de una mujer que no sea su esposa.

Seducir es una forma de persuadir a través de despertar un fuerte deseo de la otra persona hacia uno mismo.

Para seducirlo tienes que saber qué le gusta, y para ello te he dado algunas pautas más arriba.

Si él te habla de su poca actividad sexual con su esposa, tú háblale de lo que te gusta de él, principalmente de su físico. También háblale de cuánto lo admiras y de que te gusta la forma en que se viste.

Seducir a un hombre casado no necesariamente tiene que ser adularlo o estar siempre a su lado cuando él quiere. Si de verdad quieres que se sienta atraído hacia ti, impón algunas reglas. Tienes que darle su espacio, dejar que él empiece a buscarte poco a poco y limitarlo en algunas cosas.

Debes limitarlo para demostrarle que no solo estás ahí porque él quiere, sino porque también es tu decisión.

Por último, tendrás que ser su confidente, actuando de modo que sienta algo de seguridad en lo que están haciendo.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *